viernes, 26 de agosto de 2011

Brands for dummies


En esta nota me siento un poco gurú de como pensar en el nombre de una marca, porque las teorías aplicadas son de mi propia investigación: ya sean marcas de productos o de servicios. Se que varios me van a odiar porque quizás sus marcas están incluidas dentro de lo que NO deben usar como nombres, pero es la forma como yo veo los nombres, no una ley imposible de quebrantar.
Os dejo un par de tips que creo son importantes para pensar en un nombre. Tips que me dio la vida, que con la practica fui descubriendo y analizando. Es mas bien una guía que creo correcto para que el nombre de una marca sea MEMORABLE (Gracias Tyra Banks por hacerme conocer esta palabra). 
Toda empresa debe tener un nombre, y es tan o mas importante que el nombre de un hijo. Es por el medio que nos van a reconocer y distinguir de cualquier otro similar. Un nombre NO SE PUEDE CAMBIAR, no solo por una cuestión legal a veces, sino por una cuestión de reconocimiento.
Es difícil insertar una marca en el mercado, y si encima le cambiamos el nombre el cliente no se va a reconocer con tal marca nueva por mas que el producto o servicio sea el mismo. Incluso pueden perder credibilidad. No es lo mismo una marca con una trayectoria que una que recién arranca, y lo que tratamos es de generar trayectoria e imponernos en el mercado.
Elegir un nombre se torna una tarea bastante tediosa, mas cuando hay socios de por medio. Debe ser un nombre que le guste a las partes sin caer en la típica: "Fernandez y Fraga Asociados" o "Rodríguez e hijos" o peor aun "AACR", las siglas déjenlas para los sindicatos que adoran usar siglas para todo...
A menos que tengamos un nombre que se impone en la sociedad, NO pongan nombres propios a las marcas, no hay nada peor que un nombre propio como marca, solo sacia el EGO del dueño y el cliente no se ve identificado con el nombre de otra persona. "Maru Botana", este tipo de nombres hacen de q el producto cause un pre concepto (bueno o malo) que se tiene de esa persona. Esto influye en el producto que nada tiene que ver con la forma de ser del propietario que se lo puso. Hay apellidos que de por si son Marcas, porque la cantidad de letras lo permite, o simplemente quedan "simpáticos", claro solo si no sabemos que es un apellido. "Hanson" queda bien "Gomez" mmmm.
UNA GRAN tendencia latina, por no decir del habla hispana, es traducir los nombres al ingles, pensando que esto  es mas "cool". Y muchas veces se olvidan de que las palabras se tienden a castellanizar y se terminan diciendo muy diferente a su nombre original... Y decimos "Neat" como se lee, en vez de "Nit". O por el contrario, creyendo que son palabras extranjeras terminamos llamando "Ailit" a "Eyelite", -hay pero que cool que soy!, desparramo onda-.
Con las palabras extranjeras hay todo un tema, al momento de escribirla hay que tener en cuenta y la i es una "y", una "i", una "ae" o una "ee". Y como ese ejemplo hay miles. La verdad que es bastante molesto andar deletreando el nombre de tu empresa por teléfono. Y eso es un indicio que no sos memorable, sos uno mas del montón.
Otro problema con son los nombres eternos con muchas letras ("Marlboro" eterna... asi y todo es lider en el mercado), o de mas de una palabra ("Como quieres que te quiera"... amen). Con el afán de tener un nombre "copado" salen marcas como "New radical shape". Eso mis queridos, NO ES UNA MARCA, es un slogan en todo caso. Las Marcas largas son difícil de recordar, incluso molestas al momento de aplicar, porque ocupan mucho espacio. 
Una marca tiene que tener entre 4 y 7 letras como para ser de impacto. Quizás con algún juego de letras que quede sonando en la cabeza, "br", "cru", "sic", etc. Incluso el orden de las letras es fundamental, ademas de la simetria de la palabra es algo a tener en cuenta a nivel visual. Letras largas (l,q,p,t,f) y letras cortas (o,e,m,n,s). 
Claro no es fácil encontrar un nombre que nos guste, que a su vez tenga 5 letras y que sea simétrica visualmente.. y encima que le guste a todos los socios de la marca.
Si hay algo que nunca pero nunca hay que incluir en un nombre son SIGNOS! ni ! ni * ni ´ni ? ni nada de eso. porque no en todos lados se pueden aplicar, y si bien en el logotipo pueden quedar "de pelos!" no debemos incluirlos como parte del nombre: de hecho en cualquier "www.nombre.com" no podemos utilizarlos, asi que "chau simbolos"
Ultimo consejo para nombrar una marca, y creo que este es fundamental... Cuando un nombre carece de un concepto, conlleva a que pueda ser aplicado en cualquier producto que va a dar lo mismo. Siempre que pongan un nombre traten de buscar alguna palabra que sea reflejo de ese producto o ese servicio, sino terminan cayendo en un nombre genérico que da igual que se lo pongan a un jabón de tocador, o a un servicio telefónico. Tiene que tener un sustento conceptual, por mas que no vayan con el manifiesto a todo el mundo de lo que significa. En mi caso ADORO inventar nombres porque el significado se lo doy yo, y no tomo palabras o nombres que ya existen que pueden ser usados para otras cosas.
Elegir un nombre es una tarea complicada, incluso me lleva meses, cuando encuentro el indicado lo repito muchas veces y lo proyecto en uso, eso hace de que suene mejor y de a poco se vaya aceptando.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada